Addthis IMFE

O.T. 4: OBJETIVO TEMÁTICO Favorecer una economía baja en carbono

OBJETIVO ESPECÍFICO (O.E.4.5.1)

Fomento de la movilidad urbana sostenible: transporte urbano limpio, transporte colectivo, conexión urbana-rural, mejoras de la red viaria, transporte ciclista, peatonal, movilidad eléctrica y desarrollo de sistemas de energías limpias

Línea de actuación 1: Mejora y fomento del transporte público e impulso  de la movilidad sostenible

Las líneas de actuación derivadas de la Agenda Urbana pretenden impulsar la movilidad sostenible, propiciando un cambio modal hacia los modos de transportes más amables con el consumo energético, fomentando redes peatonales e itinerarios ciclistas, así como el uso de vehículos eléctricos o híbridos, y fomentando sistemas de apoyo a la adquisición o alquiler de vehículos alternativos.

La configuración territorial del área central de Málaga, ámbito de la estrategia DUSI, es reducida a semejanza de un estrecho corredor entre el mar y la ciudad consolidada. Allí se concentran una gran parte de la líneas de Bus en un sistema centralizado con lo que producen concentraciones elevadas de vehículos y de contaminación atmosférica, a lo que se suman los vehículos privados que acceden a la principal zona comercial y de servicios de la ciudad.

Al mismo tiempo el proceso de peatonalización del centro de la ciudad ha impedido que muchos desplazamientos en su interior puedan realizarse de modo ágil. Es necesario mejorar el transporte al centro desde otras zonas de la ciudad estableciendo las pautas señaladas en el Plan de Movilidad, y coordinarlo con el nuevo Metro, al tiempo que se plantea como objetivo prioritario disminuir el uso del vehículo privado.

La línea de actuación conlleva implantar nuevos sistemas de transporte, algunos de alta capacidad y puntos de intercambio (bus-bici y bus -buggie) para alcanzar este objetivo.

Resultados esperados

  • Aumento de las infraestructuras viarias reservadas como carriles Bus o Bus/VAO.
  • Conseguir un auténtico “efecto real” como suma y coordinación Bus + Metro, y la necesaria reordenación que derive del transporte público.
  • Progresivo cambio en la cultura ciudadana de la necesidad de utilización del vehículo privado de forma habitual.
  • Mejorar el atractivo del entorno urbano, la calidad de vida de los ciudadanos y la salud pública.
  • Menor efecto llamada al tráfico privado y menores niveles de tráfico hacia y desde el ámbito central de la ciudad y reducción de la  contaminación atmosférica y acústica.
  • Aumento del número de viajeros que utilizan el transporte público.
  • Disminución de los niveles de CO2 en el centro de la ciudad.

Línea de actuación 2: Mejora de la conexión viaria y peatonal

Actuaciones en la articulación viaria en distintas zonas críticas y de mayor congestión focal del centro de la ciudad. Impulso de áreas peatonales y carriles bici. Asegurar la contribución efectiva de las actuaciones en infraestructuras a los objetivos de sostenibilidad establecidos por la planificación ambiental y territorial. Operaciones para facilitar las conexiones entre las diferentes zonas de la estrategia DUSI, principalmente hacia y desde los nuevos espacios ciudadanos situados en el Puerto, o a través del rio Guadalmedina.

Resultados esperados

  • Mejora de los ámbitos de proximidad peatonal entre la residencia y los desplazamientos habituales: comercios, centros escolares, ocio…
  • Aumentar la autonomía de los grupos sociales sin acceso al automóvil: niños y niñas, jóvenes, personas con discapacidad, personas de baja renta, personas mayores y personas que simplemente no desean del automóvil o de los vehículos motorizados.
  • Aumento del transporte sostenible “escolar” a través de la ampliación de redes ciclistas y peatonales.
  • Aumentar las zonas 30 y 10, preferentemente en espacios residenciales que contribuyan a una mayor seguridad y tranquilidad urbana.
  • Recuperación de espacios centrales de la ciudad para potenciar ámbitos peatonales, valorizar el patrimonio edificatorio que configuran sus fachadas edificadas del siglo XIX, y revitalizar la actividad económica.
  • Mejorar las conexiones (peatonales y viarias) del centro de la ciudad con el eje litoral, el puerto y entre barrios de un lado y otro del rio Guadalmedina.
  • Proteger de la contaminación atmosférica espacios del centro con valor ambiental.

OBJETIVOS ESPECÍFICO (O.E. 4.5.3)

Mejora de la eficiencia energética y aumento de las energías renovables en las áreas urbanas  

Línea de actuación 1: Eficiencia Energética y reducción de Emisiones.

Actuaciones para la reducción de emisiones y ahorro de energía a través de mejoras energéticas en alumbrado público, edificios de viviendas municipales en régimen de alquiler y equipamientos comunitarios. En el ámbito de la edificación se pretende mantener la coherencia con el modelo urbano propuesto por la Agenda Urbana en relación a la minimización del consumo de suelo, el fomento de la rehabilitación y puesta en valor del patrimonio edificado y la apuesta por la ciudad compacta, compleja y diversa.

Las acciones en esta línea de actuación desde el punto de vista metabólico, con el objetivo de disminuir el impacto de las emisiones de CO2 deben ajustar el uso de recursos al mínimo en el mantenimiento las actividades de alojamiento y comerciales y de servicios en edificios, al tiempo que mantienen el principio de las 3 R (reducir, reusar y reciclar) en el consumo de agua, de energía y de materiales en el ciclo de vida completo de los edificios.

Resultados esperados

  • En función de las auditorias y certificaciones realizadas en los análisis energéticos de edificios públicos, mejorar al menos en dos letras los niveles de calificación energética.
  • Incrementar la eficiencia energética de la edificación, tanto en la fabricación de materiales, como fase de construcción y puesta en obra, así como en el ciclo de vida completo del edificio.
  • Establecimiento de medidas de regulación y ahorro en el alumbrado público.
  • Mejorar el confort lumínico de los espacios públicos en el periodo nocturno, de forma que se permita de una forma inteligente reconocer el entorno y orientarse adecuadamente por las calles, aumentando al mismo tiempo los niveles de seguridad.
  • Integrar energéticamente el parque edificatorio con el territorio y el ambiente urbano construido, mediante dos vectores: el social y el energético.